Europa en armas: la posesión de rifles y escopetas en el viejo continente, ilustrada en un mapa

Europa en armas: la posesión de rifles y escopetas en el viejo continente, ilustrada en un mapa

Publicidad

Hablar de "posesión de armas" implica de forma automática pensar en Estados Unidos. El país protege constitucionalmente la tenencia de rifles, pistolas y escopetas, y acumula alrededor de mil millones de armas de fuego en manos de la población civil. Es un fenómeno inédito entre los países desarrollados. A consecuencia, el 46% global de las armas en manos de ciudadanos comunes y corrientes se encuentra en Estados Unidos.

El debate sobre la anomalía estadounidense es tan antiguo como complejo, y simboliza a la perfección las muchas disfuncionalidades de su sistema político. La disparidad de leyes estatales provoca que en algunas regiones su adquisición sea compleja, mientras que en otras, virtualmente, sea tan sencillo como comprar alcohol. De fondo, la lacra de los tiroteos: se cuentan alrededor de 300 al año, muchos de ellos letales.

¿Pero qué hay de Europa? La mayor parte de los países del viejo continente regulan con fiereza la venta y posesión de armas. Y pese a que no hay ningún estado europeo que alcance las tasas de posesión estadounidenses (120 armas por cada ¡100 personas!) hay patrones y estadísticas muy interesantes que también revelan ciertas fracturas internas. Este mapa elaborado por u/Borysk5 en Reddit lo ilustra de forma magnífica.

A primera vista, hay enormes diferencias no sólo entre los diversos países continentales, sino también entre sus regiones. Lo primero que llama la atención es la elevadísima tasa de posesión en Escandinavia. Casi todas las regiones de Noruega, Suecia y Finlandia cuentan con tasas por encima de las 10 armas por cada 100 personas, y algunas superan las 50 (especialmente en el norte de Suecia). Una explicación: la caza.

Aquí se puede ver con más detalle.

Mapa Armas Posesion Europa

Cazar renos, osos, ciervos o cualquier otra pieza mayor es un deporte muy habitual entre los nórdicos rurales. En regiones de baja densidad (y de un amplio abanico de armas para acudir al monte), la ratio de posesión se puede disparar. Como se analiza aquí y aquí, Suecia, Noruega o Finlandia (a sumar la milicia) tienen regulaciones muy específicas para su compra y uso. Lo que previene dinámicas como las estadounidenses.

Sucede algo similar en la península ibérica. Portugal y el interior español son grandes espacios de caza. En España tan sólo el fútbol cuenta más federados que las numerosas asociaciones de caza. Se sabe que los armarios españoles acumulan alrededor de 3 millones de armas (registradas, el 75% escopetas), destinadas en su inmensa mayoría a la cinegética. El mundo rural portugués y español está armado en silencio.

Por último, sólo en otros dos países la tasa de posesión es destacable: Austria, con todas sus regiones por encima de las 10 por cada 100 habitantes; y Suiza. Su caso es muy particular, dado que el mapa infravalora el alcance real de las armas entre su población civil. Muchos suizos cuentan con una al finalizar el servicio militar, dado que pasan a ser reservistas de la milicia. Muchos más poseen armas de forma legal, pero sin registro estatal alguno.

¿Por qué? Adquirir armas en Suiza es bastante sencillo (y se pueden adquirir fusiles semiautomáticos como el infame AR-15), y hasta principios de los 2000 no era obligatorio notificar al gobierno de su compra y posesión. Todas aquellas obtenidas después sí aparecen en los registros, pero tan sólo representan una fracción del total de armas de fuego en manos de la población civil. Su número exacto es incierto, pero oscila entre los 2,5 y los 3,5 millones.

Centroeuropa
Escandinavia
Peninsula
Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio