Guerra comercial: Trump y Xi acuerdan cosas, pero no se ponen de acuerdo en qué

Guerra comercial: Trump y Xi acuerdan cosas, pero no se ponen de acuerdo en qué

Publicidad

El encuentro entre Trump y Xi, presidentes de EEUU y China respectivamente, en la cumbre del G20 en Buenos Aires el pasado domingo era muy esperado. Tal y como comentamos el viernes su desenlace podía dar un giro al destino de la economía mundial en los próximos años.

¿Y bien? Pues parece que el encuentro ha ido bien, ambas partes han salido contentas, con objetivos de rebajar la tensión sobre la guerra arancelaria que viven. ¿Entonces? El problema es que no se ponen de acuerdo en lo que han acordado.

La Casa Blanca. Según EEUU, el encuentro fue muy fructífero. Trump acordó no subir los aranceles del 10% al 25% el 1 de enero, tal y como tenía previsto, a cambio del compromiso de China para efectuar compras importantes de productos americanos. Además, estudiarán conjuntamente el problema de las transferencias tecnológicas forzosas, propiedad intelectual, barreras no arancelarias y cibercrimen. Si no llegan a un acuerdo en 90 días, entonces los aranceles del 25% volverán a estar encima de la mesa.

China. En cambio en China el acuerdo se está presentando de forma distinta. Aunque sí que hay un tono de satisfacción general, no se menciona en ningún punto los 90 días de negociaciones sobre los temas no arancelarios que EEUU lleva años mencionando. Y es más, en WeChat, el sistema de mensajería por excelencia de China, no es posible compartir la nota de prensa de la Casa Blanca.

Y como siempre, Trump es el verso libre de su Gobierno. En un tweet ha asegurado que China ha acordado reducir y eliminar aranceles de los coches exportados de EEUU a China, cuando actualmente estos aranceles están en un 40%. Ni el comunicado oficial de La Casa Blanca ni el de China mencionan este hecho.

¿Optimismo? Lo que está claro es que las tensiones entre China y EEUU se han rebajado. Ahora quedan esos 90 días de negociaciones que son un gran escollo, pues China lleva empleando esta estrategia para acaparar tecnología y propiedad intelectual muchos años (aunque realmente ya no es necesario, ya que China innova por su cuenta de sobra). Los mercados, desde luego, se han tomado esta reunión como una buena noticia y suben con fuerza en Asia y EEUU. Tenemos 90 días más para respirar.

¿Qué queda en el aire? Desde luego ha habido muchos temas de los que Trump y Xi no han hablado, destacan la censura y la mano de hierro con que China trata a sus ciudadanos. Esto puede parecer un tema menor en cuanto a comercio internacional se refiere, pero es un claro impedimento para muchas empresas que quieren hacer negocio en el país asiático. Pero este debate ni está ni se le espera.

Imagen: Pablo Martinez Monsivais

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio