8.000 personas en directo viendo a dos youtubers discutir sobre Pi: si tienes carisma, lo tienes todo

8.000 personas en directo viendo a dos youtubers discutir sobre Pi: si tienes carisma, lo tienes todo

Publicidad

Si hay algo maravilloso en la nueva realidad mediática propulsada por YouTube es la subversión casi completa del criterio informativo. Cuestiones que han sido consideradas históricamente "relevantes" por la prensa tradicional son ahora pasto del olvido en los canales que atraen a las nuevas generaciones. Y viceversa: temas que siempre habían caído en el lado equivocado de la información, por poco atractivas o sexys, hoy son hitos virales.

Jaime Altozano sabe de lo que habla. Desde que su canal saltara a la fama con una maravillosa explicación de los significados ocultos tras la banda sonora de El Señor de los Anillos, ha conseguido acercar la composición musical clásica de forma didáctica, certera, amena y, mucho más importante, viral. Sus vídeos se han convertido en pequeños oasis para quienes, expertos musicales o no, buscan pasar un rato entretenido y educativo.

No es un mero pasatiempo: esta clase de contenido recaía antes sobre las televisiones y sus programas culturales, y hoy lo están generando youtubers jóvenes con muy pocos medios pero con inmensa imaginación y talento.

Precisamente Altozano es el protagonista del vídeo de hoy, en compañía de Crespo, youtuber al frente de QuantumFracture, un canal dedicado a ilustrar de forma didáctica y para todos los públicos cuestiones a menudo áridas y complejas como la física o las matemáticas. Ambos se juntaron y grabaron un vídeo en directo discutiendo la necesidad de utilizar el número Pi frente a Tau. 8.000 personas en directo y 88.000 visualizaciones después, es un éxito.

No tanto por el volumen de los números (otros youtubers logran audiencias más amplias, como es lógico) como por lo que revela sobre la naturaleza de YouTube y de la comunidad youtuber: da más o menos igual lo que cuentes, siempre y cuando seas capaz de hacerlo con carisma va a haber un montón de gente deseando escucharte. Porque, en esencia, YouTube fomenta una adquisición de conocimiento entretenida y rápida, apta para públicos no expertos.

La historia, por cierto, surgió de un hilo de Twitter iniciado por Jaime Altozano. En él, despotricaba contra Pi al considerarlo poco práctico, dado que su doble, Tau, limitaría notablemente diversos ejercicios matemáticos y los haría más simples. El hilo tuvo cierta repercusión y se basaba en otras ideas proyectadas internacionalmente antes, y Crespo decidió responderle con otro hilo similar opinando lo contrario. El resultado, al final, fue su encuentro digital y el vídeo en directo.

En esencia, todo termina en YouTube, un acceso igualitario a la educación. Esta democratización del acceso al conocimiento, tamizada por el exitosísimo barniz del lenguaje youtuber, permite a Crespo y Altozano generar vídeos tan surrealistas (sólo en apariencia) como el de más arriba: un programa en directo de más de una hora sin guión (y sin mayor aderezo que una pizarra) en el que uno defiende la necesidad de Pi (Crespo) y el otro la de Tau (Altozano), encontrando posiciones clásicas con renovadoras en el corazón de las matemáticas.

A priori, la descripción del vídeo echa para atrás. Es largo, toca un tema que a la mayor parte de los mortales nos pilla lejísimos y además no tiene trucos de edición, el ritmo está supeditado a la discusión, no hay efectos visuales. ¿Quién querría ver algo así? Y sin embargo, desde el primer momento de la emisión, la discusión funciona. Es apasionada pero rigurosa, es técnica pero populachera, y es interesante aunque ni siquiera supieras que existía algo llamado Tau.

En esencia, ilustra un desacuerdo, y cómo solventan dicho desacuerdo argumentando.

Tan alegoría casi paroxista del diálogo, de las virtudes de dos personas que entablan un amistoso enfrentamiento dialéctico repletos de excelentes argumentos y una retórica cercana a su audiencia, hay que añadir la magia de la radio: en esencia, y quitando la pizarra, Altozano y Crespo han hecho un soberbio programa radiofónico. Un referente quizá accidental, al que han llegado a través de segundas referencias (el podcast), y que la televisión tanto había dejado de lado durante décadas. Y, de forma poco causal, muy youtuber.

La tendencia es larga, y la conversación entre Altozano y Crespo, verdaderamente rica y adictiva, es sólo el último ejemplo de un amplio listado de canales de similares características. Pensemos en Vanfunfun, por ejemplo, con quien hablamos en su día en este post: un canal dedicado a la divulgación de cuestiones filológicas con 24.000 seguidores (un número más que encomiable dada la temática, no especialmente viral). O en el célebre caso de Ter, de YouTube a El País y a El Intermedio disfrazando la arquitectura de Kim Kardashian.

Lo cierto es que más allá de los clichés, de las polémicas y de un largo listado de adjetivos negativos asociados tradicionalmente a la comunidad youtuber (como el perfil adolescente de su público, como si fuera algo malo), las oportunidades para crear canales temático-didácticos sobre cine, dibujo o historia son muy amplias. Y que la propia audiencia de YouTube siempre responde si tienes el suficiente talento como para contar tu tema, por aburrido que sea, con gracia.

Ok, ¿y quién gana, Pi o Tau? Pues es difícil de decir y te recomendamos que lo compruebes por ti mismo en el vídeo. Para Altozano, Tau es la simplificación natural de Pi (que mide el diámetro de una circunferencia y no el radio) dado que es dos veces Pi, lo que limitaría muchos problemas en las matemáticas elementales. Para Crespo, Pi es lo que se ha utilizado toda la historia, lo es por un motivo (es útil) y las virtudes prácticas de Tau son más que limitadas.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio