El origen de todos tus gifs favoritos, explicado en este interminable hilo de Twitter

El origen de todos tus gifs favoritos, explicado en este interminable hilo de Twitter

Publicidad

Si te pregunto por Kayode Ewumi, actor de veinticinco años que interpreta a Reece Simpson, también conocido como "Roll Safe", en el documental Hood Documentary, es bastante probable que no tengas ni la más remota idea de quién te estoy hablando. Ahora bien, si te pregunto por el joven negro que se señala la cabeza en señal de inteligencia, probablemente sí.

El caso de Ewumi es uno de tantos en la esfera digital. La prominencia del lenguaje gif ha provocado que millones de personas comuniquen ideas a través de vídeos muy breves. Imágenes que han adoptado un significado propio y cuyo origen comunicativo no sólo se ha pervertido, sino que ha quedado postrado al más mediocre anonimato. Sin embargo, todos esos divertidísimos gifs salen de algún lado. Y eso es lo que este hilo de Twitter ilustra.

Una colección de gifs que casi con toda seguridad has visto o utilizado en los que su finalidad contemporánea se fusiona con su nacimiento creativo. Es decir, lo que va de su significado actual a su significante original. Un rastreo en los orígenes del meme (de dónde surge, por qué se ha convertido en un objeto viral) similar al que lleva haciendo la biblia del asunto durante años, Know Your Meme (la mayor parte de ellos están allí, de hecho).

El trabajo de Matthew A. Cherry ha resonado de algún modo con la comunidad tuitera, hasta el punto de acumular más de 25.000 retuits y más de 60.000 favoritos en los últimos días. Su colección incluye toda suerte de obras maestras del gif, comenzando en el celebérrimo Supa Hot Rapper, la parodia del cómico Desawn Raw sobre las peleas de gallo entre raperos afroamericanos.

También tenemos otros más conocidos, como este de Michelle Obama bailando durante la fiesta homenaje que numerosos músicos estadounidenses regalaron al matrimonio en su despedida de la Casa Blanca; la desangelada cara de Alonzo Mourning durante un partido de la NBA explicada por él mismo en esta entrevista; al tipo con cara de asombro y perplejidad durante un streaming del juego Starbound. Todos ellos tienen un nacimiento.

También se incluyen a personalidades célebres como Rihanna o maravillosos fragmento de series de amplio reconocimiento, como The Wire. El improbable gif que surge de ella muestra a un Wee-Bey incrédulo ante la noticia de que uno de sus sicarios ha disparado a un policía (que sigue viva). La conversación que mantiene con Stringer Bell es un ejercicio maestro de tensión narrativa, y ambas interpretaciones estelares. Tanto que Wee-Bey dejó de ser tal para convertirse en una emoción.

En esencia, el éxito del hilo ilustra hasta qué punto hemos asimilado determinados gifs a expresiones y emociones, reducidos a clichés y totalmente desprovisto de su contexto real. Es una pura resignificación de otros lenguajes y productos audiovisuales en uno nuevo, de recorrido interno dentro de las redes sociales y colonizador de un modo apabullante. Un lenguaje memético que ya cuenta con arqueólogos que tratan de rastrear su nacimiento.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio