Cómo un rumor en WhatsApp acabó con dos hombres muertos

Cómo un rumor en WhatsApp acabó con dos hombres muertos

Publicidad

Abhijit Nath y Nilotpal Das volvían de excursión. Pasaron por una región que no conocían y preguntaron a los locales por cómo llegar a Dokmoka. Conducían un todoterreno y Das llevaba el pelo largo recogido en rastas. Eso es todo lo que necesitaron decenas de hombres de Karbi Anglong, un distrito del estado de Assam, para confirmar su sospecha de que se trataba de dos secuestradores de niños. Les esposaron y apalearon durante varios minutos. Cuando llegó la policía les envió al hospital más cercano, pero las heridas provocadas por el linchamiento popular les habían causado demasiadas magulladuras internas, y murieron.

Propagando el terror: esta es la trágica noticia del momento relacionada con las redes sociales e India. Whatsapp es uno de los servicios más extendidos del país, también en las zonas rurales, y es precisamente en estas comunidades en las que se están extendiendo las cadenas de mensajes de advertencias acerca de supuestos secuestradores itinerantes que podrían tocar en cualquier momento la puerta de tu casa. Con la diferencia de que los aldeanos de estas regiones no sólo se asustan, sino que también están tomando la justicia por su mano.

La otra historia viral: si se hizo viral el mensaje de la cadena, lo ha sido también después el brutal y explícito video de la paliza, de más de cinco minutos y en el que se ve cómo los dos chicos van perdiendo la vida entre golpes, muy compartido por ciudadanos indignados en Facebook. De ahí que estas historias se hayan convertido ahora en tema de debate en la India.

Malditobulo: el combustible de estas masacres es la inmensa propagación que está habiendo en Whatsapp y Facebook de bulos sobre el secuestro de niños. Es un tema muy serio en el país, ya que las mafias y desalmados independientes provocan la desaparición de unos 50.000 menores al año, pero la forma en la que se está compartiendo la información en redes sociales no tiene nada que ver con la prevención útil y sí más con el morbo y la superstición. Se comenta que uno de los videos que más circula es el de un hombre montado en moto y raptando a la carrera a un chico de la calle. Es en verdad un vídeo sirio de concienciación del problema editado y resubido eliminando las partes de discurso, con lo que sólo aparece esa ficción que muchos creen, como dice el bulo, que es un rapto real.

#HyderabadKillsRumors: la policía está haciendo lo que puede para contener estos bulos, como crear hashtags que conciencien a la ciudadanía para dejar de extender la información. Sus propuestas han sido muy criticadas por ser inefectivas.

¿Y cuántas víctimas mortales llevan? Nueve. Por dar caramelos a los niños, por no hablar la lengua local, por preguntar por direcciones o por estar de visita en el pueblo de un familiar lejano. También lincharon hasta la muerte a una mujer transexual.

Acabar con el "otro": es por lo mencionado que, además del miedo, se pueden estar mezclando componentes de sentimientos de repulsa a los extranjeros y a los diferentes. En el vídeo difundido se ve a Das suplicar por su vida y advertir que él es "assamese", como la gente de ese pueblo. El rumor que había estado circulando por redes sociales en la región decía que se trataba de "cinco secuestradores de Bihar", con lo que estos chicos no encajaban realmente en la descripción, pero la identidad de estos dos chicos no tuvo importancia para sus asesinos. Al parecer, los crímenes contra los extranjeros, los diferentes, son muy comunes, a veces buscando justificarse en su distinta procedencia india, su religión, sus tradiciones, etcétera. Como siempre, la tecnología no es más que la herramienta. Lo que hacemos con ellas es enteramente responsabilidad nuestra.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio