El sketch de 2011 de Louis C.K. que ahora te va a hacer sentir terriblemente incómodo

El sketch de 2011 de Louis C.K. que ahora te va a hacer sentir terriblemente incómodo

Publicidad

¿Y quién ha sido el siguiente en esta imparable lista que está desacreditando a todos los referentes del entretenimiento? Nada menos que Louis C.K., el cómico norteamericano más querido por el público y de los más populares en el medio desde hace un lustro.

Cinco mujeres para el The New York Times han expuesto al unísono cómo el humorista se propasó en diversos encuentros masturbándose en su presencia sin que ellas lo deseasen. Esta es la conducta más corriente, pero otras han declarado cómo mientras hablaban por teléfono con el intérprete escucharon al otro lado ruidos masturbatorios, sin estar al tanto de las verdaderas intenciones de la conversación que estaban teniendo con Louis.

Así que, mientras algunos discuten sobre la gravedad del comportamiento sexual, los ejecutivos han empezado a cancelar sus actos promocionales y a sacar de sus plataformas el contenido del artista. Lo hacen ahora y no hace un año, cuando algunas mujeres dedicadas a la comedia ya habían aludido a hechos similares, por la profundidad y notoriedad periodística de las revelaciones actuales del New York Times.

Qvpybka

Así que sí, ahora sabemos no sólo que Louis CK practica esa misma hipocresía que denuncia habitualmente en sus números, sino que le encanta meneársela en público. Que lo considera casi el acto sexual de placer (o humillación, esto no lo sabemos) definitivo.

Tal vez por eso sea ahora bastante incómodo revisar algunos de sus sketches, especialmente aquellos donde el halo autobiográfico y vindicativo se hace muy patente.

En un episodio de la segunda temporada de Louie, emitido en 2010 y escrito por él mismo, vemos al protagonista frente a una virginal representante de un grupo fundamentalista cristiano en un debate sobre la masturbación para Fox News. La mujer considera hacerse pajas una “tragedia”, acciones que son “un crimen contra Dios y contra la propia persona que se hace eso a sí mismo”, una “depravación” de la pureza interior y una “traición hacia el gran don creador del que Dios le ha dotado”.

¿Qué dice el presentador entonces al presentar a Louis, introducido con un rótulo que lo define como “comediante/masturbador”? Louis es “un hombre que al que algunos le describirían como un aficionado de la masturbación, que es bien conocido por ser un masturbador prolífico y que suele fardar de ello”. Louis entonces explica que considera la masturbación “un acto sencillo, divertido y del que nadie sale herido”.

Cuando ambos personajes se enzarzan la discusión transcurre de la siguiente manera. Comienza Louis:

  • Creo que tu discurso es una gilipollez. Sabes lo que me cabrea de gente como tú? Que crees que puedes decirle a los demás la única forma en la que pueden ser felices. Pues bien, no me conoces, no conoces a Dios. Dios probablemente odia a la gente como tú que le dice a los demás cómo comportarse.
  • Vaya, parece que la masturbación sí que es algo muy importante para ti.
  • Sí, lo es. Me mantiene cuerdo. Soy un buen ciudadano, soy un buen padre, reciclo y me masturbo. Y estoy orgulloso y Dios está conforme con ello. Y luego voy a masturbarme pensando en ti y no vas a poder hacer nada para evitarlo.
Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio