La idílica vida en la Suiza de 1890, retratada en 27 preciosas fotografías de la época a todo color

Ah, Suiza, país de bellas montañas, increíbles valles glaciares, preciosas vacas y paraísos fiscales. Hoy Suiza representa gran parte de las cosas positivas (y negativas) a las que asociamos con la vida en la prosperidad del siglo XXI: un alto nivel de desarrollo humano, buena calidad de vida, ciudades bonitas, mucho tiempo libre, un clima saludable, un paisaje incomparable, etcétera.

Pero Suiza no siempre fue el país que es hoy, y mucho antes de que las telecomunicaciones hicieran de sus valles no recónditos parajes sino auténticas islas en un mar de montañas tenía un aspecto muy distinto. Lo sabemos gracias a los relatos de la época y a las numerosas fotos fotocromo que diversos avezados fotógrafos tomaron en la recta final del siglo XIX. Recopiladas aquí por Retronaut y catalogadas por la Detroit Publishing Company, encapsularon aquella Suiza.

Y el resultado es hoy un particular viaje al pasado a todo color (colores irreales y, en ocasiones, dignos de una postal antes de que una fotografía, pero fotografías en cualquiera de los casos) donde Suiza se despliega tal y como fue, y no tal y como terminaría siendo. Tracción animal, valles angostos tenuemente conectados por carreteras, hoteles y balnearios románticos en la boca de los glaciares, gentes y campesinos variados paseando a sus vacas, etcétera.

A sumar la particular belleza artística del fotocromo y las inmutables, siempre imperecederas montañas de los Alpes, el resultado es un paseo enternecedor e idílico por aquella Suiza pre-moderna que no mucho tiempo después utilizaría artes nobles y no tan nobles para convertirse en una de las naciones más ricas del mundo.

Un club de campo en el Theodulpass.
Las montañas Beatenberg desde Jungfrau.
Locarno vista desde Madonna del Sasso.
Dos senderistas frente al glaciar del Grand Aletsch.
El castillo Chillon en el lago de Ginebra.
Granjeros en Engadine, Grisons.
Las cataratas del Rin en Schaffhausen.
Interlaken y Unterseen.
Klöntalersee, Glarus.
El lago Lucerna.
Lucerna.
Rochers de Naye y Hotel de Caux
Típicos San Bernardos en Valais.
Las cataratas Staubbach en el Jungfrau.
Un atardecer en el lago Lucerna.
La estación de tren de Lucerna.
Interlaken.
El glaciar del Rhone y el Hotel Valais.
El pico Titlis.
El Ayuntamiento de Zúrich.
El pequeño pueblito de Leukerbad.
Saas Fee.
La galería invernal del paso Simplon.
El glaciar Grisons.
Mujeres de Champéry.
El impresionante Matterhorn.
Leysin.
Otra fabulosa estampa del Matterhorn.
La gruta Grindelwald.
Basilea.

También te puede gustar

Portada de Magnet

Otras publicaciones de Weblogs SL