"Relájate y deja que posteemos por ti": un hotel se ofrece a actualizar tu Instagram por un módico precio

"Relájate y deja que posteemos por ti": un hotel se ofrece a actualizar tu Instagram por un módico precio

Publicidad

Hoy, en noticias que parecen de El Mundo Today, la cadena hotelera Ibis propone un alambicado ejercicio comercial con doble tirabuzón. Como las vacaciones están para disfrutarlas, ellos se ofrecen a gestionar tu cuenta de Instagram mientras te hospedes en sus instalaciones de Zurich y Génova. Por un módico precio de entre 90 y 135 euros.

¿Qué? #Relaxwepost es el nombre de la promoción, que se acompaña con un vídeo de una pareja estresada sin saber cómo actualizar sus feeds con escenas de su estancia que se solucionan mágicamente por uno de los empleados de las instalaciones. Ellos te seguirán por el hotel y quedarán contigo en alguna de tus citas por la ciudad para hacer las fotos mientras tú disfrutas de tu tiempo. Cuentan con un equipo de influencers profesionales que elegirán las mejores composiciones, filtros y comentarios para darle un boom de popularidad a tus posts. Como extra, ellos también responderán a los comentarios que reciban tus imágenes.

Condiciones un tanto draconianas: las fotos deberán acompañarse de varios hashtags oficiales de su servicio, como #postedbysocialmediasitter y #relaxwepost. Se les ha visto también mencionar a la propia cadena hotelera. Además, lógicamente deberás darles acceso (la contraseña) a tu cuenta de Instagram. Así que, por 100 euros y durante un fin de semana, también vas a ayudar a hacer promoción a su negocio con tu propia imagen.

Nuevas necesidades, nuevos consumos, nuevos mercados: como puede imaginar cualquiera que lea la noticia, se está creando la solución a un problema que no debería existir. Nadie te obliga a tener redes sociales o actualizarlas. Si sufres ansiedad por la perspectiva de tener que comunicarle a todo el mundo qué estás haciendo, si pierdes tiempo de disfrute para ganar likes, lo más probable es que tu mejor opción fuese precisamente no contratar este tipo de servicios. Es la economía terciaria en su máxima expresión, un post perfecto de Humans of Late Capitalism.

¿Los beneficiados? Los instagramers: lo más curioso de esta historia es que esta prestación del hotel, que se promocionó por primera vez hace un par de meses y que está recibiendo ahora una nueva ola de atención, todavía no ha conseguido atraer al público. El hashtag oficial del servicio apenas tiene tres o cuatro fotos que podrían pasar por clientes reales, el resto de imágenes son promocionales de la idea de Ibis. Eso sí, entre 15 y 20 jóvenes influencers suizos ya han subido posts con las camisetas de la oferta anunciando que pasarán a trabajar para Ibis ofreciendo sus dotes como generadores de likes, así que es de suponer que, de momento, son a ellos a los que mejor les ha salido la jugada.

No es ninguna idea revolucionaria: EasyJet ya se promociona en Instagram ofreciento viajes a un solo click en las publicaciones más seductoras de la aplicación. Un hotel en las Maldivas te alquila un "mayordomo" que te conduce por la ciudad mostrándote rincones pintorescos y dándote consejos de fotografía social. Hay restaurantes que te alquilan mejoras lumínicas para que tus platos de comida queden hermosamente retratados. Y todo esto sin entrar en cómo la propia app ya está transformando bares, hoteles, museos, ciudades, destinos de todo tipo para ser más “instagrameables” aún sin ofrecer una recompensa directa a cambio.

Instagram ha cambiado para siempre nuestro tiempo de ocio. Era cuestión de tiempo que a alguien se le ocurriese un invento como el que acabamos de ver.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio