Casi todas las alucinantes fotografías que te encuentras en las redes son falsas. Y esta cuenta las desmonta

Casi todas las alucinantes fotografías que te encuentras en las redes son falsas. Y esta cuenta las desmonta

Publicidad

Las redes sociales son una herramienta ideal para fomentar bulos o historias falsas que, por su alcance y distribución, el resto de los usuarios de la plataforma las asuman como verdaderas. Sucede con los hoax y sucede con las fotografías espectaculares.

Desde @Earth_Pics hasta @Astrophotography, son decenas las cuentas que se dedican a ganar seguidores, retuits y corazones a través de fotografías paisajísticas espectaculares. Composiciones góticas que aúnan globos estáticos y montañas nevadas con la Vía Láctea de fondo, atardeceres de ensueño en islas del Pacífico Sur, teselas maravillosas en el interior del Taj Mahal. (Casi) todo eso es falso, puro invent.

La mayor parte de imágenes adoptan un rápido carácter viral: son fáciles de digerir y de compartir, son inofensivas (la fotografía de una montaña espectacular no va a provocar que un mentiroso patológico llegue al gobierno de la nación más poderosa del planeta), y ofrecen una satisfacción instantánea, un espacio del mundo que brilla por su espectacularidad. Por eso da igual que la mayor parte de ellas sean montajes y por eso triunfan.

Hace tres años, Paulo Ordoveza decidió poner fin al aparente reino inexpugnable de las cuentas de imágenes increíbles. Siguió a todas, creó su particular cuenta, @PicPedant, y comenzó a desmontar una a una las fotografías que circulaban por Twitter como la pólvora.

¿Cómo? Es sencillo: diseñador de formación, Ordoveza estaba preocupado en gran medida por la no-atribución de la mayoría de las fotos. Las imágenes eran asombrosas, y en muchas ocasiones sólo se trataba de montajes realizados por aficionados hechos con la mejor intención. Sin embargo, en manos de las cuentas virales tornaban en fotografías reales que, para colmo de males, se aprovechaban del dedicado trabajo ajeno.

La solución pasó por Google Reverse Image Search, el motor de búsqueda de Google que permite elegir una imagen, localizarla, volcarla en el buscador y encontrar la primera vez que fue subida a la red. Hay otras herramientas parecidas y todas son capaces de hallar con asombrosa precisión quién fue el autor y en qué lugar compartió la imagen por primera vez. De modo que, en un trabajo sistemático, @PicPedant se puso en marcha, corriendo localizaciones, explicaciones y señalando que muchas de ellas sólo son montajes.

Aprende fotografía desmontando fakes

Tres años después, su cuenta se ha expandido, cuenta con más de 20.000 seguidores y se dedica, en general, a echar abajo cualquier tipo de fotografía-imagen que circule por Twitter y que sea falsa.

De entre todas sus tareas, la más divertida es la de mostrar cómo todos esos lugares de ensueño que muestran las cuentas motivacionales, capaces de obtener miles y miles de retuits en apenas un par de días, están mal identificados. Supuestas platas malayas que en realidad están en Taiwan, supuestas montañas increíbles del Himalaya interior que resultan estar al otro lado del planeta o lagos que pertenecen a continentes divergentes. Todo ello circula por Twitter sin apenas problemas mientras la verdad está ahí fuera.

No sólo es divertido: desmontando las imágenes virales, @PicPedant también tiene que explicar por qué esa fotografía nocturna con la Vía Láctea de fondo y dos globos surcando el cielo en imponente estampa es falsa. El resultado es una cuenta que sirve tanto de legitimación de los autores originales de las imágenes como de guía rápida de la fotografía. Un "identifica por ti mismo los hoax" en cuatro cómodos pasos.

Y, ya puestos, aprende a diferenciar una fotografía real de un render o de un montaje. Aquí van más ejemplos de sus ingeniosos tuits:

Y por último:

Imagen | Craig Taylor

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio

Ver más artículos

Inicio