¿Te acuerdas del huevo de Instagram? Pues ya hay quien lo valora en unos 10 millones de dólares

¿Te acuerdas del huevo de Instagram? Pues ya hay quien lo valora en unos 10 millones de dólares

Publicidad

52 millones de likes y 10 millones de seguidores después, el Huevo de Todos los Récords continúa acaparando gran parte de la conversación viral. Dos hechos contribuyeron a revalorizarlo durante el pasado fin de semana: un anuncio en la intermedio de la SuperBowl; y la revelación pública de la identidad de sus creadores, un grupo de publicistas londinenses. ¿De fondo? Algo más importante: el valor de la cuenta.

10 millones. ¿Cuánto vale una de las mayores audiencias digitales del mundo? No es una cuestión baladí. Hace algunos días, The Atlantic consultó a algunos expertos para averiguarlo. Hay quien cifró su potencial publicitario en unos 10 millones de dólares. Son números desestimados por sus propios creadores en The New York Times. El interés comercial por el huevo, no obstante, existe. Y la SuperBowl es la mejor prueba.

Hulu al ataque. El huevo protagonizó un corto financiado por Hulu, la plataforma de streaming que busca plantar cara Netflix en Estados Unidos, y dedicado a la Asociación Americana por la Salud Mental. Acumula más de cinco millones de visualizaciones en Instagram. Es una campaña por una buena causa, pero también una herramienta publicitaria de Hulu, asociada ya al huevo más importante del mundo.

¿Cuánto cuesta? Las cifras no han trascendido, por lo que el valor real del huevo sigue siendo un misterio. El anuncio sí evidencia el evidente potencial publicitario del proyecto. Dese su lanzamiento, han sido varias las empresas y las figuras de Instagram que han intentado capitalizar la viralidad del huevo (entre ellas la agencia publicitaria responsable del desastroso Fyre Festival). Del ruido mediático al negocio viral.

El carácter ordinario del huevo ha permitido a aplicaciones y juegos valerse de su imagen (universal) para atraer negocio.

El contexto. ¿Quién querría pagar por un huevo? Su ejemplo ilustra la transformación de la industria publicitaria y de los patrones de consumo. La industria influencer ya genera unos 1.600 millones de euros anuales sólo en Instagram. Como vimos hace unos días, canales de YouTube protagonizados por niños (y con audiencias similares a las del huevo) mueven varios millones. La visibilidad siempre se ha pagado. Y 52 millones de likes es mucha visibilidad.

¿Y ahora? Lo que nació como un mero reto (superar a Kyle Jenner) se ha convertido en una plataforma enorme. Sus creadores afirman haber recibido numerosas ofertas, pero también no estar movidos por el dinero: "Se trata de generar positividad". Para ellos, el reto es mayor: lograr superar el menguante grado de atención de Internet antes de que aparezca otro absurdo fenómeno viral.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio